Back to top
12.06.2018

Aquarius: los 629 rescatados en el Mediterráneo desembarcarán en Valencia

Ya empezó el transbordo de algunos de los rescatados, migrantes y solicitantes de asilo a barcos de la Marina italiana, mientras que los otros 229 en el buque serán trasladados al puerto español.

400 personas trasladadas nuevamente a barcos italianos.
-A A +A

12:00 CET

El Aquarius se encuentra ahora mismo al sur de Sicilia; esperamos pasar por el estrecho de Sicilia esta tarde. La llegada al puerto de Valencia dependerá de las condiciones climatológicas, pero todo apunta a que vayan a empeorar: se esperan olas de hasta cuatro metros y un viento de más de 35 nudos (65 km/h).

10:08 CET

Tras un transbordo relativamente fluido, el Aquarius ya está rumbo a Valencia (España). Los barcos de la Marina y la guardia costera italianas también navegan hacia allí. Estamos tratando de mantener cierta distancia de ellos. 

Esta mañana, el mar está picado y muchos sufren mareos y nauseas. 

Necesitamos más suministros y alimentos, en coordinación con el Centro de Salvamento Marítimo Italiano (IMRCC).

Ahora mismo, estamos buscando servicios e instalaciones de recepción en Valencia. 

20:22 CET

Completado el traslado a los barcos de la guardia costera y de la armada italiana. 51 mujeres, 45 hombres y 10 niños se quedan en el buque. Aunque es el final de un infierno para los 629 rescatados, no puede ser un precedente para futuros desembarcos.

Completado el transbordo de los migrantes a los barcos de la marina italiana

16:44 CET

Las personas a bordo del Aquarius dicen a nuestros compañeros que están contentas de poder dirigirse finalmente a un puerto seguro, tras ser rescatadas en el Mediterráneo, pero sobre todo de no regresar a Libia.

16:15 CET

El transbordo de algunos de los refugiados, migrantes y solicitantes de asilo del Aquarius a barcos de la Marina Italiana acaba de empezar. Resulta muy extraño que 400 de estas personas rescatadas fueron transferidas al Aquarius desde la Marina y la guarda costera italianas el pasado sábado. 

"Al fin vemos un final del sufrimiento de estas 629 personas, traumatizadas y exhaustas, a bordo del Aquarius. Esto muestra cómo Europa ha perdido su moral en el Mediterráneo. Las personas rescatadas en el mar deben desembarcar en el puerto más cercano y seguro", recuerda Karline Kleijer, de MSF. 

13:25 CET

El Aquarius ha recibido instrucciones para transbordar a 400 personas a barcos de la Marina italiana y trasladar los otros 229 rescatados a Valencia. Estamos viendo la mejor forma de hacerlo. Esto reduce mucho la capacidad de salvamento en la zona de rescate.

El plan del Centro de Coordinación de Salvamento Marítimo Italiano (IMRCC) es desembarcar a las 629 personas en Valencia. Motivos políticos fuerzan a estas personas, exhaustas, a soportar un viaje aún más largo.

---

Así fue el rescate del Aquarius. Aterrador.

El Aquarius, el buque de búsqueda y rescate que operamos en asociación con SOS MEDITERRANEE y que ahora se encuentra en aguas internacionales entre Malta y las costas de Sicilia, está a la espera de un plan viable y seguro para desembarcar a las 629 personas que rescatamos el pasado sábado. Entre ellas hay 11 niños pequeños, 123 menores no acompañados, más de 80 mujeres y siete mujeres embarazadas.

Ahora mismo, estamos recibiendo suministros, coordinados por el Centro de Coordinación de Salvamento Marítimo Italiano (IMRCC) y esperando un plan de actuación por parte del IMRCC: valoraremos si es seguro y aceptable.

La intención del IMRCC es transferir a 500 personas del Aquarius a dos barcos italianos y, junto a los 129 refugiados restantes en el buque, navegar hasta Valencia para, los tres juntos, desembarcar allí. 

Sin embargo, este plan significa que las 629 personas rescatadas, ya de por sí exhaustas, tendrían que soportar cuatro días más en el mar, expuestos a los elementos en la cubierta.

Insistimos que la mejor opción es desembarcar a las personas rescatadas en el puerto más cercano y luego transferirlas a España o a otros países seguros para su cuidado y asistencia legal.

"El desembarco no se puede retrasar más", explica el doctor David Beversluis, nuestro médico a bordo del Aquarius. "La prioridad debe ser desembarcar inmediatamente a las 629 personas, incluidos 123 menores no acompañados, 11 niños y 6 mujeres embarazadas, en el puerto seguro más cercano. La situación médica a bordo se mantiene estable por ahora, pero la gente está exhausta y estresada".

En este sentido, estamos especialmente preocupados por varios pacientes críticos que sufrieron ahogamiento e hipotermia y que fueron reanimados por los equipos.

Estos pacientes están siendo estrechamente vigilados a bordo, ya que pueden desarrollar rápidamente problemas pulmonares significativos después de aspirar agua de mar. Muchas personas rescatadas han reportado aspiración y, por lo tanto, están en riesgo de desarrollar enfermedad pulmonar o neumonía en los próximos días. Hay 21 pacientes que han sufrido quemaduras químicas graves después de haber estado expuestos a una mezcla tóxica de agua de mar y combustible durante un período prolongado. Estos pacientes se encuentran estables pero necesitarán un cuidado continuo de las heridas y cambios de los vendajes en los próximos días y semanas. Finalmente, hay varios casos graves de ortopedia con infecciones asociadas que requieren evaluación quirúrgica inmediata y operaciones que no podemos proporcionar en el barco.

Una vez que las personas rescatadas en el mar hayan sido desembarcadas en un puerto seguro, la siguiente prioridad es que los gobiernos e instituciones de la UE de un paso adelante y encuentren soluciones compartidas para apoyar a los países en primera línea, como Italia, que están lidiando con la carga de arribos de refugiados, solicitantes de asilo y migrantes por mar.

"Negar el desembarco a personas desesperadas rescatadas en el mar no puede considerarse como una victoria: es la respuesta equivocada a la falta de responsabilidad y de reparto de la carga entre los Estados miembros", sentencia Aloys Vimard, nuestro coordinador de proyecto a bordo del Aquarius.

"Todos los gobiernos e instituciones de la UE deben intensificar y apoyar a los países de primera línea que se ocupan de las llegadas marítimas, como Italia, para garantizar soluciones compartidas y detener el inaceptable silencio y la inacción de los estados de la UE".

Por otra parte, agradecemos el importante gesto de humanidad de España para desembarcar en Valencia.

Una noche, seis rescates

Las 629 personas que están a bordo de Aquarius fueron rescatadas durante la noche del sábado 9 al domingo 10, cuando Aquarius llevó a cabo seis operaciones de rescate y transferencia en el lapso de nueve horas, todas bajo las instrucciones de la Coordinación de Rescate Marítimo Italiano (IMRCC).

El rescate de 2 botes de goma se volvió crítico cuando un bote se rompió en la oscuridad, dejando más de 40 personas en el agua. Después de rescatar a 229 personas de estos barcos, la IMRCC solicitó al Aquarius que aceptara la transferencia de personas que fueron rescatadas por la marina italiana y los guardacostas el 9 de junio.

El Aquarius recibió una transferencia de 129 personas del barco de la Guardia Costera Italiana (CP 312), seguido de otros 64 de un segundo barco de la Guardia Costera italiana (CP 319) y finalmente 88 sobrevivientes de un tercer barco de la Guardia Costera italiana (CP 267).

Posteriormente, el buque San Giusto asistió a los equipos del Aquarius para una transferencia final: 119 personas fueron transferidas del barco mercante italiano MV Jolly Vanadio al Aquarius. La MRCC italiana coordinó todas estas acciones desde el principio y asumió la responsabilidad del rescate de todas estas personas. Sin embargo, a pesar de trasladar a las personas rescatadas por la marina italiana y por los guardacostas al Aquarius, la MRCC italiana se negó a asumir la responsabilidad de llevar a las personas rescatadas a un puerto seguro.