Back to top
04.08.2015

Médicos Sin Fronteras asiste a cientos de afectados en Myanmar tras la peor inundación que ha sufrido el país.

Hay un daño extendido en los hogares e infraestructuras y el agua potable ha sido contaminada.

-A A +A

Después de varios días de fuertes lluvias, causadas por el ciclón Komen, en varias partes de Myanmar, la organización médico humanitaria Médicos Sin Frontera (MSF) está trabajando con las autoridades del gobierno local para brindar ayuda médica y no-médica a los cientos de afectados por las inundaciones.

El estado de Rakhine, en donde MSF actualmente tiene varios programas de atención médica, es una de las áreas más afectadas. Los municipios más afectados son Minbya, Mrauk U, Kyauktaw y Buthidaung.

Todo el municipio de Minbya está inundado: escuelas, hospitales, todo”, dijo Zayar, médico de MSF, quien fue parte de un equipo enviado a la ciudad a petición del Departamento de Salud del Estado, el Comité de Coordinación de Emergencia y otros grupos de la comunidad. “Todas las fuentes de agua potable están inundadas”.

Más de 4000 personas desplazadas en Minbya se están refugiando a lo largo de 23 monasterios. Aunque las necesidades médicas inmediatas parecen ser pocas, hay un daño extendido en los hogares e infraestructuras, y el agua potable ha sido contaminada. MSF, junto con los líderes de la comunidad y las autoridades, ha enviado agua potable, mantas, mosquiteros y jabones vía bote para poder distribuir entre los afectados.

En Sittwe, la capital del estado de Rakhine’s, los equipos conjuntos del Ministerio de Salud y MSF brindaron atención médica en un monasterio en donde muchas personas desplazadas por las inundaciones se reunieron para refugiarse.

En el municipio de Maungdaw, al norte Rakhine, MSF está evaluando las necesidades de la gente al mismo tiempo que brinda atención médica a los afectados a través de sus clínicas móviles y otras clínicas adicionales en las áreas afectadas. Hay una clara necesidad por refugio, y MSF está trabajando para llevar lonas de plástico a la ciudad.

Mientras tanto, el personal de MSF, establecido en el cercano municipio de Buthidaung, reporta una destrucción masiva. El acceso por carreteras actualmente es imposible debido a los derrumbes. El equipo está investigando otras opciones para acceder desde Sittwe, a través del río.

MSF ha ofrecido su ayuda en otras áreas del país, si así lo requiere el Ministerio de Salud, incluyendo áreas fuera de los lugares en los que actualmente tiene proyectos.

 

MSF (Médicos Sin Fronteras) ha trabajado en Myanmar desde 1992 y actualmente tiene proyectos médicos en los estados de Rakhine, Shan y Kachin; la región de Thanintharyi, y en Yangon. MSF ofrece servicios que incluyen atención médica básica, salud sexual, transferencias de emergencia y tratamiento contra la malaria. Desde el 2004, MSF ha tratado a más de 1.2 millones de personas enfermas de malaria a lo largo del estado de Rakhine. MSF también es el mayor proveedor de atención médica para combatir el VIH/sida en Myanmar; actualmente atiende a más de 35000 pacientes con VIH a lo largo del país, así como 3000 personas por tuberculosis. MSF también tiene experiencia en situaciones de desastre y brindó ayuda a 460000 personas tras la llegada del Ciclón Nargis, en 2008. 

Comentarios