Back to top
26.05.2015

Nepal: un mes después del terremoto, la prioridad es prepararse para el monzón

-A A +A

 

Un mes después del terremoto que sorprendió a Nepal, y a tan solo dos semanas de que llegue el monzón, Médicos Sin Fronteras (MSF) trabaja a contrarreloj para llegar a los pueblos más remotos con suministros médicos y material de refugio. Las opciones de transporte están limitadas por las dificultades logísticas y del terreno. Por ello, los equipos de MSF tienen que usar helicópteros a diario para transportar estos materiales a pueblos al norte y el este de Katmandú.

Cuando las lluvias empiecen, aún será más duro llegar a las zonas remotas, donde las carreteras están dañadas y donde la gente es aún más vulnerable.

Los dos terremotos

Cuando el terremoto de magnitud 7.8 golpeó Nepal, con su epicentro en el distrito de Gorkha, a 80 kilómetros al oeste de Katmandú, MSF puso en marcha actividades para ayudar a las poblaciones afectadas que lo necesitaban. MSF hizo clínicas móviles y suministró refugio y kits de higiene. En algunos pueblos, los equipos encontraron casas y centros de salud totalmente destrozados, por lo que MSF proporcionó materiales médicos, de higiene y refugio a los afectados. En Arughat, en el distrito de Gorkha, donde la principal estructura de salud ha sido destrozada, MSF montó un hospital inflable que sigue proporcionando servicios de salud a las comunidades.

El 12 de mayo, cuando el segundo terremoto golpeó el este de Katmandú, MSF pudo responder inmediatamente ya que los equipos ya estaban sobre el terreno. Los equipos médicos trataron a las personas in situ y evacuaron a los pacientes con heridas graves desde los pueblos más remotos.

El refugio, prioritario

Actualmente, MSF se centra en proporcionar tiendas, lonas y material de construcción. Es primordial asegurar que la gente tiene un lugar donde alojarse antes de que llegue el monzón. Los equipos de MSF han aumentado el número de viajes vía helicóptero para llegar al máximo número de personas en las zonas afectadas con material de refugio. El método de carga externa ( ‘sling method’) se está usando para transportar grandes cantidades de cargamento.

En las zonas donde es posible acceder por tierra, MSF usa coches y camiones para distribuir kits de higiene y de refugio. Hasta hoy, MSF ha distribuido kits de refugio a más de 10.000 hogares en pueblos remotos. Estas distribuciones siguen en marcha priorizando los pueblos más aislados.

Cada vida humana cuenta

Antes de cada intervención, MSF lleva a cabo evaluaciones en las zonas afectadas para ver cuáles son las necesidades. Los equipos que hacen las evaluaciones lo forman un equipo médico que examina a los pacientes en el terreno, trata a aquellos que puede y evacúa a los más graves. Los equipos de MSF están tratando a personas con heridas relacionadas con el terremoto pero también por otros motivos. En total, llevan ya más de 3.000 consultas médicas. Los equipos también encontraron gente a punto de morir que fueron evacuadas. En zonas donde las estructuras de salud quedaron destrozadas, los equipos de MSF trataron a los pacientes, incluyendo a aquellos cuyas heridas no estaban relacionadas con el terremoto y evacuaron a los más graves.

Un total de 1.150 estructuras médicas han quedado totalmente o parcialmente destrozadas en los 14 distritos más afectados. Actualmente, las necesidades médicas más acuciantes son el manejo de heridos post trauma, la restauración de los servicios de salud que han sido interrumpidos y el apoyo en rehabilitación para los pacientes que son dados de alta en los hospitales.

 

 

Comentarios