Back to top
27.09.2018

Cinco mitos sobre trabajar con Médicos Sin Fonteras

Michal Pospíšil es un enfermero checo que volvió de su primera misión con Médicos Sin Fronteras (MSF) en Sudán. En este blog, desmiente algunos de los mitos más populares sobre cómo es trabajar con Médicos Sin Fronteras.

Michal desmiente creencias sobre cómo es trabajar con Médicos Sin Fronteras.
-A A +A
  1. ​“En Médicos Sin Fronteras (MSF) son todos blancos y europeos”

Aunque la mayoría de la gente conoce a MSF como una organización de ayuda internacional, lo que puede ser menos conocido (y yo realmente aprecio) es que solo llevamos  grandes números de trabajadores sanitarios internacionales a países donde es realmente necesario.

Muchos de los puestos que hacen a MSF están cubiertos por personal local o regional con el que tenemos contratos de trabajo regulares basados ​​en marcos legales locales.

A grandes rasgos podría decir que por cada profesional internacional hay diez trabajadores locales. En la clínica del proyecto donde trabajé en Sudán, yo era el único miembro del equipo médico no contratado localmente. Además, esto significó que yo fuera la primera persona blanca, o "chawaja/muzungu", que algunos de los niños que traté vieron en su vida. Lo cual fue un privilegio realmente curioso.

Michal y sus compañeros de equipo de MSF.jpg

Profesionales de Médicos Sin Fronteras en Sudán.

Durante mi estadía, la mayoría de las personas que trabajaban para MSF eran refugiados de Sudán del Sur. Trabajaron junto a solo un par de miembros de personal internacional de todo el mundo (por ejemplo, Kenia, Nigeria, Japón, México, Colombia, Austria y Dinamarca) que principalmente llevaron a cabo tareas de coordinación y gestión.

  1. "En MSF solo hay profesionales de la salud" 

Un equipo formado 100% de personal médico tendría problemas para funcionar en un entorno de emergencia.

¿Quién garantizaría la seguridad del personal en entornos peligrosos? ¿Quién gestionaría las instalaciones de agua, higiene y saneamiento?¿Quién negociaría con las autoridades locales la posibilidad siquiera de que estemos presentes?

Conductores, contadores, traductores o el personal de limpieza... todos somos Médicos Sin Fronteras.

Aunque la mayoría de nuestros trabajadores pueden ser profesionales de la salud, hay muchos lugares donde no podríamos brindar atención médica a un solo paciente sin el compromiso y el apoyo de una amplia gama de miembros del equipo con experiencia.

  1. “Los profesionales de Médicos Sin Fronteras son héroes”

Ah, sí. Médicos heroicos que saltan de los helicópteros directamente a los campos de batalla para alzar a los bebés que lloran y llevarlos a un lugar seguro mientras esquivan los balazos. Más tarde saltan por encima de las barricadas para vacunar a algunos niños, antes de concluir su acto heroico mediante una breve conferencia a las comunidades locales sobre la necesidad de mantener estándares básicos de higiene y saneamiento. Finalmente, por supuesto, extienden un adiós moralmente inspirador, distribuyen unos jabones, algunos mosquiteros y luego siguen su camino.

Pero si volvemos a la realidad...

El personal de MSF a veces se encuentra en lugares peligrosos. Esto podría significar que el trabajo requiere una cierta cantidad de coraje. Sin embargo, lo que también se requiere es una preparación logística exhaustiva, una evaluación de seguridad continua, una planificación cuidadosa y el cumplimiento general de estrictos procedimientos de seguridad.

Es cierto que si trabajas con MSF, deberías ser un poco más tenaz que la persona promedio. Sin embargo, casi nadie trabajaría con la organización si las medidas de seguridad esenciales no se cubrieran adecuadamente y si nuestro personal se sintiera constantemente en peligro.

  1. “Los que trabajan con Médicos Sin Fronteras no cobran salario”

"At-be bile grůš", que significa “médicos sin dinero”, fue una de las primeras frases que aprendí en árabe. Sin embargo, a pesar de que nos unimos voluntariamente a MSF, no somos voluntarios.

Cuando trabajas para MSF como personal internacional, obtienes un contrato y un salario que es suficiente para evitar que te desalojen de tu departamento mientras estás en una misión. También puedes contar con algo de dinero para cubrir tus necesidades básicas mientras te encuentra en el lugar del proyecto.

Definitivamente no sufrirás hambre, aunque se puede esperar cierta pérdida de peso. Pero, de todos modos, ese es suele ser un resultado deseable para la mayoría de nosotros.

Claro, se puede recibir un mejor salario y quizás tener un auto caro con muchos otros trabajos, pero pocas organizaciones tienen una reputación tan fuerte y respetada en todo el mundo como Médicos Sin Fronteras. Además hacen un trabajo muy importante y genuinamente salvador de vidas, y eso es lo que realmente cuenta.

  1. “El personal de MSF llega a una crisis, realiza algunas cirugías y después se va”

Es cierto que MSF es una organización humanitaria médica de emergencia que brinda ayuda en situaciones de crisis.

Sin embargo, esto no significa que llegamos a un lugar en particular, armamos algunas tiendas de campaña, cosemos algunos abdómenes y volvemos a casa. De hecho, cada proyecto tiene sus propios objetivos y estrategias.

Generalmente, al llegar, nuestros equipos no solo tienen que establecer un hospital o centro médico en el medio de la nada, sino también apoyar y capacitar al personal local existente.

Y, a veces, los estándares de atención médica logrados por dichos equipos son más eficientes que los que se encuentran en modernos hospitales de países desarrollados.

Por supuesto, los proyectos llegan a su fin cuando las situaciones y las circunstancias se estabilizan. Idealmente, la etapa final de nuestros proyectos es la entrega de los servicios a las autoridades locales para que puedan ejecutarlos a largo plazo.

Entonces, en mi punto de vista, también servimos como una especie de apoyo de emergencia e institución educativa.

Por eso, mi objetivo siempre es construir un equipo médico que sea lo más autónomo posible y que pueda cumplir con todos los protocolos necesarios después de nuestra partida.

Si estás interesado en trabajar en nuestros proyectos de terreno puedes ver los perfiles que buscamos (médico/a, enfermero/a, logista, administrador/a, psicólogo/a, etc...), y los requisitos que pedimos aquí: https://www.msf.org.co/trabaja/proyectos-internacionales​.