Back to top
19.12.2018

Ucrania: La hepatitis puede ser tratada exitosamente en pacientes con VIH

A nivel mundial, 2,3 millones de personas están coinfectadas con VIH y hepatitis C. Para las personas con VIH positivo, la hepatitis C es una de las principales causas de muerte debido a que la enfermedad progresa más rápido y existe una mayor probabilidad de morir de cirrosis y cáncer de hígado sin tratamiento. Sin embargo, la hepatitis C es curable.

-A A +A

En Mykolaiv, en el sur de Ucrania, Médicos Sin Fronteras (MSF) está adoptando un enfoque integral para atender la hepatitis C en personas que viven con VIH, proporcionando pruebas de diagnóstico gratuitas, tratamiento con nuevos medicamentos y servicios de educación y asesoramiento para garantizar el éxito para el paciente. Los resultados de las pruebas recientes de los pacientes que terminaron su tratamiento desde que comenzaron las actividades hace un año, son extremadamente positivos: hay una tasa de éxito de más del 95% en la curación de la hepatitis C en pacientes que también están infectados con VIH. 

 Un tratamiento más corto con medicamentos orales

"La infección por hepatitis C puede ser mortal si no se trata, especialmente para quienes viven con VIH, pero los resultados de estas pruebas nos recuerdan que es posible curarse", explicó Franking Frias, coordinador médico de MSF en Ucrania. “Para el tratamiento usamos sofosbuvir y daclatasvir, nuevos medicamentos orales recomendados por la OMS que pueden curar la hepatitis C en tan solo 12 semanas con pocos efectos adversos. En comparación, los modelos más antiguos de tratamiento para la hepatitis C usan medicamentos inyectables y que se toman por lo menos cuatro veces más tiempo".

 El papel de los educadores de acompañamiento entre pares 

Pero someterse al tratamiento de la hepatitis C todavía puede ser un desafío para muchos. Por ello, MSF está trabajando con educadores de acompañamiento entre pares, que también han vivido con la enfermedad. Ayudan a los pacientes a administrar su tratamiento y les brindan consejos sobre cómo enfrentar los desafíos que pueden afectar su capacidad para completar el tratamiento, como la discriminación, las dificultades financieras y las dificultades físicas y mentales.

Esto ha demostrado ser exitoso. Hasta el momento, ningún paciente en el proyecto de MSF ha sido incapaz de completar el tratamiento debido a la omisión de dosis o visitas.En total, 341 pacientes bajo tratamiento antirretroviral para el VIH han terminado el curso de tratamiento para la hepatitis C que proporciona MSF. Un grupo preliminar de 143 pacientes ya se ha sometido a pruebas, y se encontró que todos salvo uno de ellos estaban curados de la hepatitis C.

 Un ejemplo para el país

En Ucrania, aproximadamente 2 millones de personas viven con hepatitis C, sin embargo, la mayoría carece de acceso a diagnósticos y tratamientos asequibles para esta enfermedad curable. El proyecto para tratar la hepatitis C que tiene MSF en Mykolaiv, Ucrania, atenderá a un total de 1.000 pacientes de hepatitis C, de los cuales 750 tienen una coinfección de hepatitis C y VIH.

"El objetivo de nuestro proyecto es proporcionar un ejemplo de cómo tratar de manera efectiva la hepatitis C en Ucrania, donde el acceso a diagnósticos y tratamientos actualmente es bastante limitado", explicó Jeri Driskill, coordinador de terreno del proyecto MSF en Mykolaiv.