Back to top

Médicos Sin Fronteras en Pakistán

La salud materno-infantil sigue siendo una prioridad para Médicos Sin Fronteras en Pakistán, donde el acceso a la atención médica es un desafío, especialmente en las comunidades rurales aisladas y los barrios marginales urbanos.

Mapa de los proyectos de Médicos Sin Fronteras en Pakistán.
Gastos:  
17,5 M €
Personal sobre el terreno: 
1.423
Médicos sin fronteras trabajó por primera vez en: 
1986
-A A +A

Las mujeres embarazadas mueren de complicaciones evitables durante el embarazo y el parto, y no hay atención disponible para recién nacidos en muchas partes del país; incluso donde está disponible, muchos no pueden pagarla.

Salud materno-infantil en Baluchistán

En el hospital central del distrito de Chaman, cerca de la frontera con Afganistán, nuestros equipos trabajan con el Ministerio de Salud para brindar atención de salud reproductiva, neonatal y pediátrica. También atendemos a pacientes traumáticos en urgencias y ofrecemos apoyo nutricional ambulatorio y con hospitalización a niños desnutridos menores de 5 años. Estos servicios están disponibles para la comunidad local, los afganos refugiados y los que solo cruzan la frontera para buscar atención médica.

En Kuchlak, una ciudad en el distrito de Quetta donde viven una gran cantidad de refugiados afganos, gestionamos un centro de salud que ofrece tratamiento ambulatorio para niños, que incluye apoyo nutricional para menores de 5 años, cura de heridas para menores de 12 años, atención obstétrica básica de emergencia las 24 horas del día y asesoramiento psicosocial. Las pacientes con complicaciones obstétricas urgentes son derivadas a Quetta.

También apoyamos un programa hospitalario de nutrición terapéutica para niños con desnutrición severa, las salas generales de pediatría y neonatología, y los servicios de salud reproductiva del hospital de distrito de Dera Murad Jamali. Abrimos además una planta de tratamiento de agua en el hospital. En los distritos orientales de Jaffarabad y Nasirabad, nuestros equipos atendieron a más de 9.000 niños desnutridos mediante una red de centros externos y clínicas móviles.

Leer más sobre la salud materno-infantil en Baluchistán

Programas en Khyber Pakhtunkhwa

Aproximadamente el 75% de las pacientes del hospital para mujeres de Peshawar provienen de zonas rurales y de las anteriormente llamadas Áreas Tribales bajo Administración Federal. Las tasas de mortalidad neonatal son altas y nosotros nos centramos en los embarazos de alto riesgo y en las mujeres con escaso acceso a la atención. También proporcionamos atención obstétrica de emergencia las 24 horas del día. En 2018, nuestro equipo asistió casi 4.900 partos e ingresó a 600 recién nacidos.

En Timergara, a unos 200 kilómetros al norte de Peshawar, colaboramos con las urgencias del hospital de distrito y ofrecemos atención obstétrica y neonatal de emergencia. En 2018, asistimos 13.750 partos y atendimos a 178.980 pacientes en urgencias. La unidad de “cuidado canguro” (el cuerpo de la madre funciona como una incubadora natural) se amplió de 8 a 14 camas.

En respuesta a un importante brote de enfermedades diarreicas, abrimos un centro de tratamiento en el hospital. Para julio, habíamos atendido a más de 4.100 personas. Desde mayo, el personal internacional de MSF solo había tenido acceso intermitente al proyecto en Timergara. Al final del año, los equipos aún estaban esperando que las autoridades les dieran permiso para trabajar de forma permanente.

Leishmaniasis cutánea

En mayo, abrimos nuestro cuarto centro de tratamiento de la leishmaniasis cutánea en Pakistán. Es una enfermedad tropical desatendida endémica, transmitida por la picadura de un flebotomo y que se caracteriza por lesiones en la piel dolorosas o deformantes. Aunque no es mortal, a menudo da como resultado estigma y discriminación, lo que afecta a la vida diaria y la salud mental de los pacientes.

El nuevo centro, en Peshawar, estaba trabajando a pleno rendimiento al poco de abrir, lo que demostró la creciente necesidad de tratamiento en la región. Para finales de año, habíamos atendido a 1.380 pacientes. Además de medicamentos seguros y eficaces, ofrecimos apoyo en salud mental y concienciamos sobre el tratamiento y la prevención.

Nuestros equipos también atendieron a 3.770 pacientes en tres localidades del distrito de Quetta, en Baluchistán: en el centro de salud materno-infantil de Kuchlak, en la clínica Bolan y en el hospital Benazir Bhutto.

Leer más sobre el tratamiento de la Leishmaniasis cutánea

Hepatitis C

Desde 2012, tenemos una clínica en la colonia Machar, un barrio marginal densamente poblado de Karachi, donde 150.000 personas viven en condiciones insalubres y con escaso acceso a agua potable. En 2018, cerramos las consultas externas y la unidad de neonatos, ya que otro centro médico cercano ofrecía estos servicios, y nos centramos en diagnosticar y tratar la hepatitis C, un problema de salud importante en Pakistán: este país tiene la segunda tasa de prevalencia más alta del mundo.

En 2018, iniciamos el tratamiento de 1.146 pacientes, de los cuales 878 lo habían completado a finales de año. Nuestro equipo también ofreció asesoramiento a los pacientes y dirigió actividades de educación para la salud. En 2019, comenzamos los preparativos para ampliar este programa a Baluchistán.

Las cifras de 2018:

  • 269.200 consultas externas

  • 29.600 partos asistidos

  • 2.910 cesáreas

  • 10.900 niños atendidos en programas nutricionales ambulatorios

  • 1.150 personas con hepatitis C tratadas

Este artículo ofrece una visión general de nuestro trabajo en Pakistán entre enero y diciembre de 2018; es un resumen que no puede considerarse exhaustivo. 

Para ver las últimas noticias sobre Pakistán consultar el archivo de noticias.