Back to top

Médicos Sin Fronteras en Tayikistán

En Tayikistán, Médicos Sin Fronteras trabaja con el Ministerio de Salud para mejorar la atención médica a menores con tuberculosis (TB) y con VIH, y reforzar el apoyo que reciben sus familias.

Mapa de los proyectos de Médicos Sin Fronteras en Tayikistán.
Gastos:  
2,4 M €
Personal sobre el terreno: 
113
Médicos sin fronteras trabajó por primera vez en: 
1997
-A A +A

Este proyecto de atención pediátrica y familiar de la tuberculosis, y concretamente de la TB resistente a los medicamentos, tiene su base en Dusambé. La infancia es particularmente vulnerable a la TB y las formas pediátricas de la enfermedad son muy difíciles de diagnosticar y tratar.

Médicos Sin Fronteras y el Ministerio de Salud han desarrollado un modelo de atención integral innovador y de eficacia comprobada, que incluye el seguimiento y la localización de contactos del niño enfermo, el ajuste de dosis para que el medicamento sea más fácil de tomar, y la supervisión y control de los posibles efectos secundarios.

Leer más sobre cómo tratamos la tuberculosis

Nuestros equipos también ofrecen asesoramiento para asegurar la adherencia al tratamiento, terapia de juego, enseñanza para los niños hospitalizados y apoyo nutricional y psicosocial.

También hemos trabajado con el Ministerio de Salud para incorporar medicamentos más nuevos, como la bedaquilina y la delamanida, así como regímenes de tratamiento más cortos. En 2018, 20 pacientes iniciaron regímenes cortos y 30 comenzaron un tratamiento con combinaciones de los medicamentos más nuevos.

Para finales de año, 262 pacientes (entre ellos 206 menores de 18 años) estaban recibiendo tratamiento. Además, nuestros equipos ofrecieron capacitación a 878 médicos, enfermeros y auxiliares, además de a 26 voluntarios de la comunidad.

También trabajamos con el Ministerio de Salud en un proyecto de atención pediátrica y familiar del VIH en Kulob, destinado a detectar el virus e iniciar el tratamiento de los menores y sus familiares. El proyecto se centra en diagnosticar y tratar infecciones oportunistas, prevenir la transmisión de madre a hijo, brindar apoyo psicosocial e implementar el control de infecciones (para prevenir el contagio de enfermedades de transmisión sanguínea).

En 2018, incorporamos satisfactoriamente dos nuevas herramientas de detección del VIH pediátrico, una de las cuales se adoptó en todo el país, y capacitamos en su uso a 1.118 profesionales sanitarios. Gracias al aumento en la detección de casos, otros 26 pacientes pediátricos comenzaron el tratamiento. 

Las cifras de 2018:

  • 220 personas con tuberculosis iniciaron tratamiento

  • 110 personas con TB multirresistente iniciaron tratamiento

  • 190 con VIH en tratamiento

Este artículo ofrece una visión general de nuestro trabajo en Tayikistán entre enero y diciembre de 2018; es un resumen que no puede considerarse exhaustivo.