Back to top
20.06.2022

Día Mundial de las Personas Refugiadas

Ucrania, el Mediterráneo, Centroamérica y más: te contamos lo que hacemos en algunas de las grandes crisis de movimientos de población de este año.

-A A +A

El 20 de junio es el Día Mundial del Refugiado. En este momento, hay más de 100 millones de personas alrededor del mundo que se han visto forzosamente desplazadas de sus hogares, motivadas por necesidades extremas, muchas veces moviéndose a lo largo de rutas peligrosas y marcadas por la explotación y la violencia.⁠

Desde Médicos Sin Fronteras (MSF), trabajamos con poblaciones en movimiento a lo largo de todo el planeta: en los lugares de origen, en las principales rutas migratorias y en los campos de desplazados y refugiados

Te compartimos nuestras actividades médico-humanitarias en algunas de las grandes crisis de movimientos de población de este año, las cuales son posibles gracias al apoyo de personas como vos. Si lo deseás, podés ayudarnos a seguir salvando vidas haciendo click acá.

En Ucrania

A más de 100 días del comienzo de la guerra, sigue aumentando tanto la cantidad de personas desplazadas internamente como de personas refugiadas que huyeron de Ucrania, principalmente hacia países vecinos (Polonia, Rumania, Hungría, Moldavia, Eslovaquia y Bielorrusia).

Actualmente, nuestros equipos se encuentran desplegados en 15 ciudades del país. Contamos, aproximadamente, con 140 integrantes internacionales y 470 profesionales de Ucrania que trabajan en las áreas de medicina, salud mental, logística y administración y coordinación. 

Entre nuestra actividades, asistimos a las poblaciones que huyeron de sus hogares mediante la provisión de suministros, abrigo y artículos de higiene y a través de la atención de su salud física y mental en refugios para personas desplazadas, en clínicas móviles en pueblos remotos y en estaciones de metro.​​​

msb120604_frontera_ucrania_eslovaquia.jpg

 Personas esperando para cruzar la frontera y entrar en Eslovaquia desde Chop, Ucrania.

En el Mediterráneo Central

Nuestros barcos han asistido a más de 85.000 personas en el Mar Mediterráneo Central desde que comenzamos nuestras operaciones de rescate en 2015. Durante los últimos 8 años, un mínimo de 19.300 personas han perdido la vida intentado alcanzar las costas de Europa. 

La Unión Europea no solo le da la espalda a quienes intentan cruzar esta terrible ruta migratoria, sino que apoya a la guardia costera de Libia para que detenga a estas personas y las traslade a cárceles en su país, en donde son torturadas y extorsionadas.

Nuestro actual buque de búsqueda y rescate es el Geo Barents. Desde el lanzamiento de sus operaciones en mayo de 2021, ha rescatado a más de 2.453 personas y recuperado los cuerpos de otras 10 personas.

msb125084_rescate_geo_barents_11_mayo.jpg

Rescate Geo Barents 11 de mayo de 2022

En Centroamérica

En el año 2021 se vivió una crisis humanitaria sin precedentes para las personas migrantes y solicitantes de asilo en América Latina. Si bien la región ha sido durante décadas el escenario de movimientos migratorios masivos, el panorama se agravó por las deportaciones de miles de personas desde Estados Unidos y la criminalización de la migración por parte de las autoridades de la región.

Esta situación obligó a casi un millón de personas a arriesgarse en rutas más largas y peligrosas, con caminos que implican múltiples riesgos (ríos caudalosos, zonas montañosas, tramos pantanosos) y en los que las personas están expuestas a los ataques, asaltos y abusos de bandas criminales.

Ante ello, hemos desplegado intervenciones con actividades médico-humanitarias para mejorar la salud física de las personas que transitan por las zonas fronterizas.

Además, brindamos servicios médicos y psicológicos, orientación psicosocial y actividades de educación de la salud en diferentes partes de la ruta migratoria de Centroamérica y México: en Trojes y Choluteca (Honduras), en los departamentos de San Marcos y Huehuetenango (Guatemala) y en Tapachula, Tenosique, Salto de Agua, Palenque, Coatzacoalcos, Ciudad de México, Ciudad Acuña, Nuevo Laredo, Piedras Negras, Reynosa y Matamoros (México). También acompañamos a niños, niñas y adolescentes mediante terapias de juego y actividades recreativas para que puedan gestionar sus emociones.

asistencia_salud_mental_ninos_ninas_migrantes_centroamerica.png

Nuestro personal en Reynosa, México, utiliza actividades recreativas para comprender el estado emocional de niños y niñas en la ruta migratoria y luego brindarle la atención psicológica adecuada.

En países con poblaciones desplazadas internamente

Los violentos conflictos vigentes en muchos países africanos han obligado a que sus poblaciones se movilicen internamente en busca de un lugar seguro y con mejores condiciones para vivir:

A principios de este año, la zona de Ippy, en República Centroafricana, experimentó nuevos enfrentamientos entre grupos rebeldes y tropas gubernamentales apoyadas por fuerzas aliadas. Miles de personas de aldeas rurales tuvieron que huir de la violencia hacia zonas urbanas de Ippy y a sitios para personas desplazadas internamente.

En respuesta, enviamos un equipo para brindar apoyo médico a personas vulnerables y construimos letrinas, instalamos puntos de agua y entregamos artículos básicos de higiene. A principios de mayo, además, lanzamos una campaña de vacunación para brindar protección básica contra enfermedades como el sarampión, la poliomielitis, la fiebre amarilla, la meningitis y la tuberculosis a casi 20.000 niños y niñas menores de 10 años y a 9.000 mujeres embarazadas. La campaña también incluyó la inmunización contra la COVID-19 y continuará hasta julio.

msb125347_fidele_promotor_salud_msf_visita_campo_desplazados_foulbe_republica_centroafricana.jpg

Promotor de salud visita campo para personas desplazadas internamente en República Centroafricana

En Agok, Sudán del Sur, miles de personas huyeron tras los enfrentamientos entre comunidades a principios de febrero, principalmente hacia al condado de Twic. En las seis ubicaciones en este condado en las que trabajamos actualmente, hay alrededor de 33.000 personas desplazadas, la mayoría mujeres, niñas y niños. Muchas se han asentado a la intemperie y carecen de elementos básicos como refugio, alimentos y agua potable.

Allì gestionamos clínicas móviles y suministramos un total de 374,2 toneladas métricas de alimentos y un promedio de 14,5 litros de agua potable por persona al día en diferentes lugares. Nuestros equipos también construyeron 135 letrinas y distribuyeron artículos de primera necesidad como mantas, mosquiteros, bidones y jabones a unas 10.000 familias. 

msb123462_ninos-reecogen_agua_pozo_msf_campo_deszplazados_twic_sudan_del_sur.jpg

Los niños recogen agua de un pozo que construimos recientemente en el campo de desplazados de Gomgoi, Sudán del Sur

Cabo Delgado, la provincia más septentrional de Mozambique, sufre desde 2017 violentos ataques que han obligado a cientos de miles de personas a desplazarse internamente

En marzo de este año, abrimos un proyecto en Mueda para ofrecer asistencia médica y humanitaria a las personas que huyen del conflicto. En esta ciudad montañosa hay alrededor de 12.000 personas desplazadas que viven en el campo de reasentamiento de Eduardo Mondlane, que fue creado en abril.

Desde allí, nuestros equipos móviles se trasladan a diferentes puntos de los distritos de Mueda, Nangade, Muidumbe y Mocímboa, donde existen otros enclaves con comunidades desplazadas (unas 50.000 personas en total) que han llegado principalmente desde Palma y Mocímboa. Desde Mueda también llegamos a Negomano, en la frontera con Tanzania, desde donde algunas personas desplazadas vuelven a entrar en ocasiones tras una breve estancia en el país vecino.

msb124935_partera_msf_acompana_muje_embarazada_17_anos_mueda_cabo_delgado_mozambique.jpg

Partera de MSF asiste a mujeres desplazadas internamente en Cabo Delgado, Mozambique

Desde MSF, somos testigos de primera mano del padecer de cientos de miles de personas desplazadas, refugiadas, solicitantes de asilo y migrantes de todo el mundo. Muchas veces, sus sueños de una mejor vida se ven amenazados ante los peligros de las rutas migratorias, la violencia, el abandono por parte de las autoridades y la falta de acceso a la atención sanitaria.

Por ello, aprovechamos la fecha para pedir que se asegure la protección y la atención digna de las necesidades de quienes han debido abandonar sus hogares.

Buscar refugio no es un crimen. Es un derecho. Para todas las personas y en todas partes del mundo.

Compartí nuestro posteo de InstagramCompartí nuestra publicación de FacebookRetweeteá nuestro hilo